El café, ¿es posible cocinar algo con esto?

En muchas ocasiones cuando cualquier persona nos visita, el técnico del tv por cable, cerrajero, plomero, les ofrecemos una taza de café para amenizar el momento luego de culminada la jornada de servicio.

El barismo es una profesión que se encuentra en tendencia en estos momentos; se trata de una profesión que enriquece la experiencia de sus comensales al consumir café. Aunque guarda mucha relación con la cocina, en específico con la repostería y pastelería, algunos cocineros y chefs famosos han logrado incorporar este mágico ingrediente en sus preparaciones; y no precisamente en postres.

En este artículo te vamos a contar sobre el uso del café como ingrediente en platos que no son postres; salsas, platillos completos, incluso como parte de la extensa gama de especias que existen para los diferentes tipo de curry.

Espectro de sabor del café

El café, como es bien sabido, es una planta cuyo fruto es semejante a una baya. De hecho, su planta se considera pariente de los cerezos; lo que convierte al grano de café en una cereza por antonomasia. El grano, luego de haberse secado y tostado, tiene un sabor amargo con ligeras notas de dulzor y acidez. Esto es una norma genérica en torno a las diferentes especies de plantas que existen.

Como bebida, sin añadir azúcar, persisten estos sabores. No obstante, al agregarse otros ingredientes como leche, caramelo, incluso chocolate, es posible apreciar el cambio del espectro de sabor respecto al inicio.

Por lo general, este ingrediente se usa para aportar contraste. No solo por color, sino por la intensidad de sus sabores, así como su textura; por lo convierten en un ingrediente versátil para la cocina.

El café fuera de los postres

Alrededor de Europa, varios chefs han logrado utilizar satisfactoriamente el café como ingrediente en sus preparaciones ajenas al mundo de la pastelería y postres en general. Existen platillos cuya textura terrosa hace juego con el amargor del café para transmitir al comensal la sensación de estar comiendo un alimento que proviene de la tierra; tal como lo hacen al incorporar aire durante la preparación para generar espuma y simular el mar.

Se ha logrado determinar que es un ingrediente que contribuye a reducir el sabor salvajino de algunas carnes de caza, la astringencia de los granos de café ayudan a dar contraste a esos sabores tan controversiales. Incluso, en salsa para estofados se ha venido incorporando para otorgar una sensación energizante. Como si recibieras una descarga eléctrica.

Uno de los usos más novedosos que se han visto recientemente es el hecho de incorporar café molido entre una mezcla de especias peculiares; desde garam masala, curry, si wu tang, zataar. De hecho, gracias a su compatibilidad con la leche de coco es posible crear platillos de la India sin le necesidad de recurrir a ingredientes tan complejos de preparar o encontrar como el achaar, o las propias hojas de curry.

¿Te atreverías a usar café en tu cocina cotidiana? Si no lo has hecho, te invito a que lo hagas. Será toda una aventura en tu paladar de la que no querrás perderte.