Transformación radical en los hábitos de consumo

Ha sido más de un año de pandemia, así que el mundo entero ha adquirido una serie de nuevos hábitos en muchos aspectos de su vida cotidiana, entre ellos se encuentra lo relacionado al arte culinario.

Los hábitos alimenticios han evolucionado, ahora los comensales prestan más atención a lo que comen, los alimentos que se ingieren y cómo influyen en la salud. Considerando estas tendencias, se han logrado destacar algunas cualidades del nuevo panorama culinario.

Preferencia por alimentos que mejoren el bienestar mental

Vivir en estado de confinamiento durante varios meses puede resultar muy agotador, desde el punto de vista de la salud física y también la mental, todo el panorama ha generado un elevado nivel de estrés, lo cual repercute en la salud.

Todos en algún momento han buscado la oportunidad de disfrutar de algunos momentos de alegría y lo han encontrado en la gastronomía, con algunos caprichos que ofrecen la sensación de estar reconfortados, mejorando el estado de ánimo y aliviando el estrés.

Muchas personas afirman que lo que comen tienen un gran impacto en las emociones, y en especial si son snakcs que estén relacionados a la infancia, porque es una manera de recordar momentos felices.

Interés en reforzar el sistema inmunitario

Los expertos afirman que el estrés y las preocupaciones pueden afectar de manera negativa sobre el sistema inmune, lo que implica que el individuo estaría propenso a padecer de algunas enfermedades.

Pero en una situación de pandemia, el estrés está a la orden del día, y debido a esta situación, las personas han decidido proteger su santuario, que no se trata de la vivienda para la cual solo necesitarías contratar a un cerrajero Poblenou profesional, en este caso el santuario o templo, es el cuerpo.

Así que la ingesta de alimentos que contengan vitaminas, minerales, antioxidantes y probióticos que tienen la capacidad de reforzar el sistema inmunitario, así como una preferencia por alimentos y bebidas ecológicas.

Preferencia por productos de origen local y de la temporada

Cada vez más comensales desarrollan el interés en preferir ingredientes de origen local y que sean de la temporada.

Su razón radica en que este tipo de alimentos son más asequibles, lo que permite una reducción en el gasto que genera la preparación de la comida. Por otra parte, la preferencia de los productos locales implican un apoyo a los locales comerciales del lugar, generando un sentimiento de pertenencia.

Además, los consumidores prefieren lo simple, lo sencillo, evitar tensiones, ansiedad y estrés ante el riesgo de adquirir productos desconocidos, por lo que van a preferir la mayoría de las veces productos de confianza, que también le ofrezcan una excelente relación calidad – precio, que guste a todos en la casa para evitar gastos adicionales.

Recrear recetas caseras con la calidad de un restaurante

Debido a las restricciones en cuanto a los horarios de atención y servicio, así como el cierre de los comercios relacionados a la hostelería, muchos consumidores han optado por ser más activos en la cocina.

Cada vez más personas muestran interés en aprender a preparar esos platillos que les encantan, lo que les ha permitido apreciar el ahorro que esto permite, así que quizás este hábito se pueda mantener, incluso en la temporada post-pandemia.