La importancia de los postres en un restaurante

En la carta de un restaurante no solo debe contener los contornos y la especialidad del día, por lo tanto, el postre es lo último que consume el cliente en un restaurante, este forma parte del cierre donde el cliente puede quedar satisfecho o decepcionado.

Los postres son unos de los platos preferidos de las personas, ya que como dice el lema “siempre después de una buena comida hay un hueco para un buen dulce”.

No todos los restaurantes ofrecen este detalle después de una buena comida, por eso muchos pueden marcar la diferencia, un restaurant con buena estética, un menú rico y bien elaborado con una parte de postres elaborados por el lugar, eso seria un éxito asegurado.

A los clientes como por ejemplo, algunos cerrajeros le gustan los detalles, si en la carta agregas yogures, mouse, unos gofres con chocolate por encima, son delicateses que enamoran a los clientes.

Importancia de la carta de postres

Existen clientes que no consumen postres, porque no pueden consumir dulces o porque han comido lo suficiente, pero siempre es bueno presentarle la carta de postres sin que la solicite.

La visualización del menú incorporado los dulces completa la imagen que el consumidor se lleva del restaurante, y que cada vez que lo visite consuma unos postres de la carta.

Al existir una carta de postres bien elaborada tanto en contenido como en estética, se busca sorprender al cliente ya sea al final de un almuerzo o la cena, es un buen recurso para aumentar los clientes y vender más.

Mientras el gestor o restaurador no le de importancia al plato dulce, no se preocupara por contar con personal capacitado en pastelería. Este concepto marcado por la desvalorización de los postres,  trae como consecuencia que los postres en realidad no sean buenos.

Los cocineros de escuela tienen la formación adecuada para asumir el área de postres, solo debe planificar bien el menú, organizarlo con el chef, elegir una variedad de dulces y sobre todo si tienen un toque personal mejor.

 

Sugerencias para elaborar una buena carta de postres para el restaurante

Es posible que el cliente no desee consumir un postre, si ya este probó un aperitivo, saboreo el primer plato, el segundo, cuando el camarero entrega la carta de postres es posible que el cliente la rechace porque no quiere comer mas.

Existen unas condiciones que ayudan al interés por el menú de dulces:

 

El formato: Este debe ser atractivo que invite al cliente a mirarla, mediante imágenes o mensajes que conmuevan y motiven a abrir la carta y repasar los postres disponibles.

 

Las imágenes: Son fundamentales, ya que estas impactan en el cerebro y las personas asocian el sabor con la imagen que observan, generando así las ganas de probar el postre.

 

La tipografía: El tamaño de las letras influye en la elección, es conveniente destacar con letras grandes y visibles los postres estrellas, si la carta tiene doble hoja deben ir en la parte superior derecha, esta zona es la que las personas se fijan para mirar una superficie.